Hoy hablamos de...

Identificar nuestros valores

Hoy os traemos un fragmento de una sesión de coaching realizada hace solo unas semanas, para aprendere a reflexionar juntos sobre una condición muy común:

Coach: ¿Cuál crees es la causa de esta situación que me estás planteando?

Coachee: No lo sé, tal vez no tenía claro lo que tenía que decidir.

Coach: ¿Y qué te ayudaría para poder tomar la decisión con más claridad?

Coachee: Supongo que ser capaz de identificar qué es lo realmente importante en esta situación.

Coach: Lo realmente importante… eso suena a valores.

Coachee: Sí, eso es, cuáles son mis valores.

Coach: ¿Y cuáles son tus valores?

Coachee: (Silencio) Pues… no estoy seguro. (Silencio). No lo sé.

Eso es, no sabemos por cierto si conocemos o menos nuestros valores, aunque parezca que los tengamos muy bien presentes en todo momento. Lo cierto es que conocer los propios valores nos permite, desde el plano personal, tomar decisiones de manera más efectiva y vivir de manera más coherente con nosotros mismos. En cuanto a la vida profesional, es sumamente importante conocer y ser capaz de transmitir nuestros valores. Esto te permitirá conseguir un buen “match” persona/empresa.

Dice una frase muy popular: “Si no te gustan mis valores, tengo otros”. Y precisamente los valores son algo que nos define, que forma casi parte de nuestro ADN. Y no es que sean inmutables, por supuesto los valores evolucionan con el tiempo, la edad y las experiencias. Pero no suelen ser cambios grandes, más bien priorizaciones. Dicho de otra manera, solemos transitar por la vida siempre con los mismos valores, pero según el momento vital, unos cobran más relevancia que otros.

Te facilitamos algunos consejos prácticos, relacionados con los valores, que te podrán ayudar, entre otras cosas, en tus procesos de búsqueda de empleo:

Define tus valores. Esto requiere tiempo, autoconocimiento y, en algunas ocasiones, ayuda de otra persona. Existen test de valores que te pueden resultar útiles. En cualquier caso, el primer paso para poder “vender” y transmitir tus valores, es conocerlos y definirlos.

Prioriza tus valores. Una vez los tengas determinados, ordénalos de mayor a menor importancia, como si formaran parte de una pirámide y fíjate en una cosa: ¿qué valor está en la cúspide? La respuesta a esta pregunta te puede dar mucha información a la hora tanto de conocerte a ti mismo, como de buscar empleo.

Muestra tus valores durante el proceso de selección. No hace falta citarlos o escribirlos, es mejor demostrarlos. Cuenta experiencias que los pongan de manifiesto y compórtate, a lo largo de todo el proceso, dando ejemplo de tus valores personales.

Si detectas que los valores de una empresa no están en sintonía con los tuyos propios, busca otra empresa. A corto plazo es posible formar parte de una organización cuyos valores no se comparten, pero a largo plazo esta situación se hace insostenible.

Sé fiel a tus valores. Por eso son valores, y tú debes ser el garante de defenderlos. No son de quita y pon. Debes llevarlos siempre contigo.

Si dudas sobre los valores de una empresa, pregunta a personas que trabajen o hayan trabajado en ella. A veces la web no es suficiente, o el “recruiter” no te da toda la información que necesitas. La manera más fidedigna de conocer los verdaderos valores que definen una organización es a través de sus empleados.

A continuación te dejamos algunos enlaces que te pueden interesar e inspirar:

https://viviralmaximo.net/valores-personales/

https://www.psicologia-online.com/valores-profesionales-que-son-lista-y-ejemplos-5193.html

http://www.induing.com/actualidad/que-valores-deberia-cumplir-un-buen-profesional-2/1190/

Volver